Autora: Mari Carmen López Palomo.

√ćndice

Descripción del lugar

El Sanatorio de Sierra Espu√Īa se encuentra en la pedan√≠a de El Berro, dentro del t√©rmino municipal de Alhama de Murcia y Totana (Murcia).

Nos encontramos ante un edificio que fue construido como sanatorio, pero que posteriormente también fue utilizado como colegio-hogar y albergue.

El edificio está formado por un sótano y dos plantas, y se divide en tres alas, la central, derecha e izquierda. La cubierta del edificio es a dos aguas y en el centro se encuentra un torreón típico de la época de construcción. Destacar que frente a la fachada principal se encontraba la escultura de un Cristo.

IMG_20180602_160120
Fig. 1. Sanatorio de Sierra Espu√Īa. Fotograf√≠a Eduardo Ortu√Īo.

Historia de la tuberculosis

La tuberculosis, también conocida como tisis, mal del rey o peste blanca, es una enfermedad infecciosa causada por microbacterias, y dependiendo del órgano al que afecte, tendrá diferentes cuadros clínicos (mal del Pott, la tabes mesentérica o escrófula).

La transmisi√≥n de esta enfermedad se produce de una persona a otra por el aire. Estas bacterias se liberan al aire cuando una persona con tuberculosis tose, estornuda o habla, y las personas que se encuentran cerca pueden inhalar estas bacterias e infectarse. Las bacterias se alojan en los pulmones y comienzan a multiplicarse, y desde estos, pueden desplazarse por la sangre a otras partes del cuerpo, como los ri√Īones, la columna vertebral o el cerebro.

Seg√ļn los estudios realizados, se cree que la tuberculosis tiene una antig√ľedad de entre 15.000 y 22.000 a√Īos, y que se desarroll√≥ en la especie humana en Europa y en el Cercano Oriente en el per√≠odo Neol√≠tico, ya que se han constatado indicios de su presencia en huesos humanos de este periodo. Pese a estos indicios, no es conocida con exactitud su magnitud con anterioridad al siglo XIX. Por porcentaje de poblaci√≥n afectada, se estima que el per√≠odo de mayor extensi√≥n fue entre los √ļltimos a√Īos del siglo XVIII y XIX.

sierra espu√ĪaCAxSmw_UsAA6TfA
Fig. 2. Mycobacterium tuberculosis, bacteria causante de la tuberculosis.

Los avances sobre esta enfermedad determinan la aparición de sanatorios para tuberculosos. El objetivo de estos sanatorios era aislar a los pacientes de la población no afectada, para romper la cadena de contagios. 

Estos sanatorios eran construidos en zonas cuya climatología fuese favorable para la curación de la enfermedad. Aunque en 1840, George Bodington describe que es importante establecer un programa de dieta, reposo y cuidados médicos para estos enfermos, no será hasta 1854 cuando el médico Hermann Brehmer, tras unos estudios médicos, estableciese como favorecedor las zonas elevadas para estos pacientes, y se construya el que se considera el primer sanatorio de antituberculosos en Görbersdorf, a unos 650 metros sobre el nivel del mar. Tras los resultados positivos obtenidos de los pacientes de este sanatorio, se comienzan a construir en Europa y Estados Unidos. La máxima extensión de estos sanatorios se produce en la segunda mitad del siglo XIX y en los inicios del siglo XX.

En 1882 Robert Koch es quien identifica el microorganismo que causa esta enfermedad y lo denomina como bacilo tuberculoso. El experimento de Koch consistía en una tinción, y a continuación se cultivaba el bacilo para su reproducción tras ser inyectado en animales destinados a la experimentación. Este avance permitió el desarrollo de la investigación, el tratamiento y la cura de esta enfermedad.

En 1902 se crea en Berlín la Conferencia Internacional de Tuberculosis, en la que se propone como símbolo de la lucha contra la tuberculosis la Cruz de Lorena.

Fig. 3. Cruz de Lorena, símbolo de lucha contra la tuberculosis.

Tras los innumerables estudios para la b√ļsqueda de una cura, se produce por fin en 1943 el descubrimiento de la estreptomicina, primer antibi√≥tico efectivo contra la enfermedad. Este descubrimiento produjo el inicio del fin de esta plaga.

 

Los sanatorios en Espa√Īa

El 13 de diciembre de 1943 se establece una ley que regula las bases del Patronato Nacional Antituberculoso, cuyo objetivo es luchar y erradicar esta enfermedad, la cual se establec√≠a como la primera causa de mortalidad en Espa√Īa en el siglo XX.

Tras la guerra civil, Espa√Īa se encontraba en un gran atraso respecto a otros pa√≠ses en cuanto al n√ļmero de sanatorios de antituberculosos. Tal es el ejemplo, que en 1934, Espa√Īa s√≥lo contaba con 66 sanatorios.¬†

Para paliar la falta de instalaciones y recursos, el Patronato lanza en 1942 un concurso nacional de anteproyectos para proporcionar al Servicio de Construcciones una serie de sanatorios que luego ser√≠an replicados, con variaciones seg√ļn en la zona geogr√°fica que se ubicasen.¬†

El concurso ped√≠a soluciones para tener sanatorios de 200, 300 y 400 camas, para las zonas norte√Īa, la meseta castellana y el √°rea andaluza y litoral mediterr√°neo.

 

sierra espu√Īa18766595_1831652813823424_383849708132227798_o
Fig. 4. Fotograf√≠a del sanatorio de tuberculosos m√°s grande de Espa√Īa. Fotograf√≠a de archivo.

El concurso dio tres premios, siendo el tercero, seg√ļn los estudios, la propuesta que propon√≠a una soluci√≥n moderna, propositiva y ambiciosa de sanatorio, pero las tendencias pol√≠tico-ideol√≥gicas del r√©gimen franquista, hicieron que √©sta quedase en la tercera posici√≥n.

Tras esto, en 1943 Franco declara la construcción de los edificios como urgentes y preferentes, por lo que comienzan a realizarse dichas obras.

La Ciudad Sanatorial de Tarrasa se establece como emblema y s√≠mbolo del movimiento antituberculoso en Espa√Īa y del Patronato, dise√Īado por los arquitectos Ripoll√©s, Nueda, Vilata y Arroyo. Se trata de un edificio de grandes proporciones, con excepcionales instalaciones, y que lleg√≥ a albergar 1.500 camas.¬†

Se construyeron muchos sanatorios en Espa√Īa, contando en 1954 con 68, con 18.000 camas y 180 dispensarios. La aparici√≥n de la cura contra la tuberculosis produce la paralizaci√≥n de todas las obras de los sanatorios que se estaban construyendo, y la b√ļsqueda de nuevos usos para los edificios que ya estaban construidos, como Hospitales.¬†

Pero no todos corrieron la misma suerte y fueron abandonados, debido sobre todo por la ubicación, ya que muchos de ellos se encontraban alejados de la ciudad.

Algunos de los sanatorios espa√Īoles fueron:

  • Sierra Espu√Īa (Murcia)
  • Aguas de Busot (Alicante)
  • Cesuras (La Coru√Īa)
  • La Barranca (Madrid)
  • General Varela (Palencia)
  • La Sabinosa (Tarragona)
  • De Viana (Valladolid)
  • De Marina (Madrid)
  • V√≠ctor Tapia (Bilbao)
  • Les Planes (Barcelona)
  • Torremanzanas (Alicante)
  • La Alfaguara (Granada)
  • Agramonte (Zaragoza)

Sierra Espu√Īa

El Sanatorio comienza a construirse en el a√Īo 1913, propulsado por Don Isidoro de la Cierva y cuyo arquitecto fue Pedro Cerda. Debido a la gran cantidad de enfermos de tuberculosis que hab√≠a en Espa√Īa durante ese periodo, las autoridades tuvieron que tomar medidas y construir en diferentes zonas del pa√≠s, estos tipos de sanatorios.¬†

Debido a la gran importancia de contagios que producía esta enfermedad, los sanatorios se deciden construir en lugares alejados y con las medidas que en esos momentos aliviaban a los enfermos, que en ese periodo era el aire limpio y puro. 

Aunque la obra comienza en 1913, no termina en realizarse la primera planta hasta 1917. El 8 de Julio de 1917, el Obispo de Cartagena, Vicente Alonso Salgado, bendice el sanatorio y coloca la ‚Äúprimera piedra‚ÄĚ en el cimiento abierto del sanatorio, con el capital del Patronato Ben√©fico-Social del Sanatorio Antituberculosos de Sierra Espu√Īa.¬†

El 27 de Julio de 1928, los exploradores de la regi√≥n de Murcia, junto a Don Isidro, unos representantes del Obispado, m√©dicos y vecinos, asisten a la colocaci√≥n de la √ļltima teja del segundo piso del sanatorio. El 6 de Septiembre de 1931, seg√ļn los archivos de hemeroteca, aparece el sanatorio como uno de los m√°s importantes del mundo, debido a su ubicaci√≥n. Mismo a√Īo en el que el Patronato cede la propiedad al Estado.

sierra espu√Īa18813347_1831652520490120_8934292833655694439_n
Fig. 5. Construcci√≥n del sanatorio de Sierra Espu√Īa en 1913. Fotograf√≠a de archivo.

Tras pasar a manos del Estado, se realiza la construcción de los edificios anexos al sanatorio, como es la casa del conserje, donde también estaban situadas las cocheras y las cuadras, y también se construye un acueducto. Es en 1934 cuando se termina por completo las obras. 

Este importante retraso en la construcción es debido a que fue realizado por los propios vecinos de la zona, y porque debido al mal tiempo que hacía en este lugar, es solo en verano cuando se realizaba la construcción de dicho edificio. Los inviernos se aprovechaban para recaudar fondos para seguir con su construcción, mediante actos benéficos y donaciones.

En noviembre de 1935 el sanatorio es inaugurado por el ministro de sanidad y trabajo, Don Federico Salmón Amerín.

Tras su inauguración, a principios de 1936, los enfermos empiezan a trasladarse al sanatorio. El hospital, aunque en un primer momento albergaría 110 camas, finalmente contaría con 200 camas y 50 empleados. En la primera planta se encontraban los enfermos que estaban menos graves y que podían dar paseos por la sierra y tener la visita de sus familiares. 

En la segunda planta se encontraban los enfermos más graves que necesitaban reposo y estaban aislados. Normalmente la mayoría acababa subiendo a esta planta y morían tras una larga agonía. Debido a esta situación, una vez en semana subía el sepulturero del cementerio de Alhama con su carro para recoger los cadáveres de los enfermos fallecidos, para poder enterrarlos.

sierra espu√Īa18700350_1831652310490141_5085725861757684504_n
Fig. 6. Pacientes en las terrazas de sanatorio de Sierra Espu√Īa.

Es importante destacar, que además de sanatorio, en estos momentos también fue el ambulatorio de los vecinos de Aledo y El Berro.

En 1943, se descubre la estreptomicina (Descubierto por Albert Schatz en 1943, es un antibiótico que se utilizaba para luchar contra ciertos bacilos que producen infecciones, como los que causan la tuberculosis) lo cual supuso un importante cambio radical en el cuidado de los enfermos con tuberculosis. 

Con este medicamento, muchos enfermos fueron recuper√°ndose poco a poco y d√°ndoles de alta. En Mayo de 1962 se produce el cierre del edificio como sanatorio, quedando all√≠ las hermanas de la caridad. Pocos meses despu√©s, se reabre el edificio para convertirlo en colegio-hogar para ni√Īos de familias necesitadas.

sierra espu√ĪaIMG_20180602_164704
Fig. 7. Estado de la terraza del sanatorio de Sierra Espu√Īa en 2017. Fotograf√≠a Eduardo Ortu√Īo.

A principio de los a√Īo 80, se decide invertir en reformar el edificio para convertirlo en albergue juvenil, pero debido a la falta de presupuesto, solo se puede reformar el ala izquierda del edificio, quedando el ala izquierda en abandono. Aunque en un principio tuvo mucha difusi√≥n, los veranos siguientes tuvieron una importante decadencia de tr√°nsito, lo cual produjo que en 1995 se cerrase definitivamente.

Sobre el a√Īo 2008 se establece una propuesta para recuperar el inmueble, estudiando la posibilidad de construir un gran complejo hotelero con 200 habitaciones, aunque se descart√≥ por encontrarse dentro del parque natural. Luego se pens√≥ en la idea de demolerlo, pero se descart√≥, y finalmente se decidi√≥ vallarlo para evitar que la gente entre, ya que el edificio se encuentra en muy mal estado, con peligro de derrumbe.

 

IMG_20180602_165635
Fig. 8. Interior del sanatorio de Sierra Espu√Īa. Fotograf√≠a Eduardo Ortu√Īo.

Leyendas de Sierra Espu√Īa

Como casi todo lugar de muerte cerca de una población le salen leyendas. 

Y el sanatorio de Sierra Espu√Īa no pasa desapercibido as√≠ como as√≠. Por lo que si quieres conocer sus leyendas, pulsa en el siguiente enlace.

Referencias

¬ŅY t√ļ qu√© opinas?

No se mostrar√° el email de manera publica.